"Formar a Jesús es una visión integral de la persona": Hermes Flórez Pérez, cjm

[ENTREVISTA] Eudistas Minuto de Dios entrevistó a los próximos ministros ordenados de la Iglesia: Arley Pérez Cuevas, Erasmo Silva Espinosa y Hermes Flórez Pérez, quienes serán ordenados diáconos y al próximo ministro presbítero Carlos Eduardo Esalas Panesso. A continuación les presentamos la entrevista a Hermes Flórez Pérez: 

Usted es el Eudista del Minuto de Dios más joven y este año nos preparamos para el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional: ¿Qué aporte puede dar la espiritualidad eudista a los jóvenes? 

Uno de los aportes fundamentales que da la espiritualidad eudista a los jóvenes es “la formación de Jesús”. Me estoy refiriendo a la dimensión integral que esto implica y también al Plan que ha establecido la Congregación de Jesús y María para los próximos cinco años. Justamente, el Padre General, Jean-Michel Amouriaux, en su visita a la Casa de Formación del Minuto de Dios nos recordaba que “formar a Jesús es una visión integral de la formación”, por lo que también podría decirse: “formar a Jesús es una visión integral de la persona”. Los jóvenes, con nuestra creatividad, alegría, entusiasmo y con el profundo deseo de anunciar lo que hemos visto, podemos formar a Jesús en el corazón de las personas. ¡No es algo abstracto ni de fórmulas!, sino algo real que empieza con nuestras mismas acciones cotidianas. 

¿Qué le dice la frase: "un eudista es un miembro de una escuela de santidad"? 

Me recuerda a un pequeño escrito del padre Álvaro Torres llamado “Escuela de Santidad” y que fue publicado en el 2003, cuando este presbítero eudista “recordaba el día en que Cristo lo hizo sacerdote”. Está distribuido teniendo en cuenta las realidades de una escuela: un fundador (Dios), un maestro (Jesús), un formador (el Espíritu Santo), un acompañante (Juan Eudes), unos modelos (María y los santos y santas), un ingreso a la escuela (el día de nuestro bautismo, en mi caso, el 22 de octubre de 1989), una comunidad-Iglesia (todos los hijos e hijas de Dios), un contenido (la ciencia de Dios y el sublime conocimiento del misterio de Jesucristo en toda su amplitud), unos ejercicios y tareas (la formación de Cristo en nosotros), hay traspiés y reveces (encuentro frontal con el pecado), los exámenes (siguiendo a san Juan Eudes: al iniciar la mañana, al mediodía y en la noche) y finalmente la clausura (no termina, nunca se es exalumno de la escuela de santidad). 

Por tanto, un eudista es un miembro de la escuela de santidad porque se configura tan profundamente con Cristo que continúa y completa sus estados y misterios en este mundo, como lo hizo san Juan Eudes. 

Hay jóvenes que están pensando en entregar su vida al Señor a través de la vocación presbiteral, ¿qué decirles a ellos? 

Un vídeo de san Juan Pablo II me llamó profundamente la atención, decía: “¿cuántos años tiene el Papa? ¡Casi 83! ¡Un joven de 83 años! Al volver la mirada atrás y recordar estos años de mi vida, os puedo asegurar que vale la pena dedicarse a la causa de Cristo y, por amor a Él, consagrarse al servicio del hombre. ¡Merece la pena dar la vida por el Evangelio y por los hermanos!” Este testimonio me permite decirles, queridos jóvenes, con san Juan Eudes, que “vengan y dediquemos lo que nos resta de vida al servicio de nuestro maestro”, desde nuestras realidades, desde nuestra autenticidad y desde una entrega y un amor profundo y servicial desinteresado.

Comentarios

Lo más leído esta semana

Así viven los candidatos eudistas su tiempo pastoral en las distintas comunidades locales

"Una familia, un mismo Espíritu, un solo Corazón": Entrevista al p. Miguel Ángel Soto Toloza, Eudista en Perú

Asociados y Pre-Asociados vivieron un intenso retiro espiritual en la Solemnidad de Pentecostés