"Desde el amor de Dios es posible transformar la sociedad": Arley Pérez Cuevas, cjm

[ENTREVISTA] Eudistas Minuto de Dios entrevistó a los próximos ministros ordenados de la Iglesia: Arley Pérez Cuevas, Erasmo Silva Espinosa y Hermes Flórez Pérez, quienes serán ordenados diáconos y al próximo ministro presbítero Carlos Eduardo Esalas Panesso. A continuación les presentamos la entrevista a Arley Pérez Cuevas

¿Cómo puede un diácono continuar y completar la vida de Cristo en la Iglesia? 

De acuerdo al CIC (Catecismo de la Iglesia Católica) No. 1570, los diáconos participan de una manera especial en la misión y la gracia de Cristo. “El sacramento del Orden los marcó con un sello («carácter») que nadie puede hacer desaparecer y que los configura con Cristo que se hizo "diácono", es decir, el servidor de todos (cf Mc 10,45; Lc 22,27)”. De esta manera, al recibir estas sagradas órdenes el candidato es sumergido en esta gran misión que sólo podrá ser cumplida en su totalidad si se adhiere a Cristo cada día y empieza a glorificarlo con cada una de sus acciones pastorales en la Iglesia, recordando siempre que es el servidor de todos a ejemplo de su cabeza que es Cristo. 

¿Cuál es la contribución de la espiritualidad eudista a los nuevos desafíos que la sociedad nos presenta? 

La Encarnación. Los cristianos tenemos que volver nuestra mirada a las dos grandes promesas hechas
el día de nuestro bautismo: un profundo odio al pecado y una adhesión diaria a Jesús. Una tarea que es de cada instante de nuestra vida y que no se puede descuidar, ya que, si vivimos en esta función, todos los desafíos de la sociedad siempre estarán enmarcados en ver el rostro del Dios que actúa en cada realidad, en cada persona, y que pide a gritos que lo reconozcamos y que lo dejemos actuar para seguir haciendo maravillas en cada realidad, en pro de nuestra felicidad. 

¿De qué manera puede impactar su ministerio diaconal en la transformación de la sociedad? 

Solo será posible desde el amor de Dios encarnado. Soy un convencido que todos debemos ser instrumentos de su amor para el hermano: ese que no condena, sino que busca la inclusión de todos, el que es capaz de decir “tampoco yo te condeno, vete y no peques más” Jn 8.11 Solo de esta manera, sumergidos en este amor y con la fuerza del Espíritu Santo podremos trasformar sociedad. Insisto, la clave está en el amor que es único que es capaz de transformar hasta el corazón más duro y conducirlo hacia la felicidad eterna.

Comentarios

Lo más leído esta semana

Así viven los candidatos eudistas su tiempo pastoral en las distintas comunidades locales

"Una familia, un mismo Espíritu, un solo Corazón": Entrevista al p. Miguel Ángel Soto Toloza, Eudista en Perú

Asociados y Pre-Asociados vivieron un intenso retiro espiritual en la Solemnidad de Pentecostés