Así vivimos la instalación del padre Camilo Bernal Hadad como Superior Provincial del Minuto de Dios


El día 24 de septiembre de 2018, al caer la tarde, los Eudistas del Minuto de Dios: Incorporados,
Candidatos, Asociados, Amigos y Colaboradores y funcionarios de la Organización El Minuto de Dios, junto a varios fieles presentes en el templo parroquial San Juan Eudes, del barrio Minuto de Dios, en Bogotá, participaron de la Eucaristía con motivo de la instalación del padre Camilo Bernal Hadad, cjm, como Superior de la Provincia Minuto de Dios para el período 2018-2021.


Desde el inicio se hizo hincapié en los dos motivos que congregaban a toda la comunidad reunida: por una parte, la acción de gracias al padre Raúl Téllez Villamil, cjm, quien finalizó sus tres años como Superior de la Provincia (2015-2018) y, por otra, la acción de gracias a Dios por el “relevo” en el servicio de la Administración Provincial, ahora a cargo del padre Camilo Bernal Hadad.
En el inicio de su homilía, el padre Camilo recordó que “nos hemos reunido para dar gracias a Dios. ¡Esa es nuestra principal tarea y misión: alabar y agradecerle a Él! Nos hemos reunido también, por supuesto, para darle gracias a Dios por estos años de servicio, padre Raúl. Nos sentimos muy alegres y muy felices de este trabajo que has realizado. Le damos gracias al Señor por ti, tu vida y por todos los que te han acompañado en esta tarea: el Consejo Provincial, el Secretario, el Ecónomo y todos los que han ayudado y contribuido” (Consulte la homilía completa haciendo clic aquí).

También le dio gracias al Señor por haberlo llamado a su servicio como Superior Provincial del Minuto de Dios: un tiempo en el que todos “estamos llamados a trabajar unidos y en un mismo espíritu”. Con motivo de la celebración de Nuestra Señora de las Mercedes, el padre Bernal agradeció también a la “Virgen de la misericordia” y le pidió “que nos acompañe y que este tiempo sea una ruta de misericordia”. También expresó la importancia de considerar este tiempo como un tiempo “de conversión”. En efecto, “el llamado a prestar un servicio en la Iglesia, sin duda alguna, es un llamado a transformar, a repensar, a desinstalarse, a revisar todo. Es un llamado a comprender que uno puede estar tranquilo y Dios lo invita a un nuevo desafío”.


De igual manera, invitó –fruto de las lecturas que propuso para este día – a “repensar lo que significa ser sacerdote, volver a la fuente original y recordar nuestros compromisos bautismales y sacerdotales” y a poner los ojos fijos en Jesús quien abre “un camino diferente, un camino al que estamos llamados absolutamente todos”.

Recordó la importancia de san Juan Eudes en su propuesta de renuncia y adhesión “hoy y siempre” como el momento de ir a lo esencial, a lo fundamental para renovarnos. De por sí, como lo recuerda el Concilio Vaticano II, “toda auténtica renovación consiste en un aumento de fidelidad a la vocación inicial” (UR 6), es decir, a la vocación de ser bautizados y la de ser sacerdotes. Igualmente, somos Eudistas, lo cual nos invita a “ser fieles a las Constituciones actuales, por supuesto, y entender cuál fue el espíritu de la fundación de la Congregación para poderlas vivir”.

Para concluir, centró su atención en lo que implica ser Eudistas del Minuto de Dios: “El Minuto de Dios son tantas cosas. Pero yo creo que el Minuto de Dios -es un pensamiento personal-, no es tanto lo que hacemos, que es muy importante, sino lo que estamos llamados a ser […] El Minuto de Dios es un don, es un carisma, es un regalo de Dios a la Iglesia, a través de la Congregación y de la cual somos depositarios, quienes participamos de esta Provincia Minuto de Dios".

Al finalizar su homilía, invitó a todos los asistentes a “seguir soñando, construyendo juntos con humildad y sencillez”. Siguió el acto de instalación del padre Camilo como Superior Provincial, haciendo su profesión de fe y proclamando las súplicas a Nuestro Señor y a su Santísima Madre, compuestas por san Juan Eudes. Firmó el acta de instalación, en la cual fue recibido y reconocido por la Provincia Minuto de Dios como su legítimo superior y continuó la Eucaristía como de costumbre.




Visita a la tumba del Siervo de Dios padre Rafael García Herreros

Después de la celebración eucarística, el padre Camilo Bernal, junto a otros sacerdotes, incorporados, candidatos, asociados y fieles, se dirigió a la tumba del padre Rafael, fundador de El Minuto de Dios, para depositar una ofrenda floral. Durante este momento, dirigió las siguientes palabras:

Señor, nos encontramos en tu presencia. Te damos gracias por la vida del padre Rafael García Herreros, por su infinito amor a ti, por su profundo espíritu de servicio a los pobres, por su compromiso con la sociedad, por su espíritu eudista. Te damos gracias por ese don que nos ha regalado a través del padre García Herreros.

Queremos, Señor, seguir acogiendo y realizando tu voluntad para la Iglesia, para la sociedad. Te pedimos que nos des a todos un espíritu profundo de servicio, de amor a ti, de renuncia a nosotros mismos, un espíritu de sacrificio y de abnegación, para lograr que tú vivas y reines en nosotros, en el Minuto de Dios y en la Provincia.

Quiero pedirte hoy, de manera particular, por la vida del padre Diego, su trabajo, su esfuerzo, su valentía, por conducirnos a todos. Te entregamos este Minuto de Dios: el barrio, las obras, te entregamos, Señor, a cada Eudista, a cada candidato, a los asociados, a todos los colaboradores y laicos que trabajan con nosotros.

Ayúdanos a ser generosos, desprendidos, abnegados. Ayúdanos a renunciar a nosotros mismos, para que tú puedas vivir y reinar en nuestro corazón.

Te suplicamos, por este Minuto de Dios, la intercesión del Siervo de Dios Rafael García Herreros. Padre nuestro…


Encomendamos a ti, Virgen María, la Provincia Eudista del Minuto de Dios, todas las obras del Minuto de Dios, a todos los que aquí trabajamos, construimos, servimos, soñamos, para que tú, madre de amor, nos ayudes a continuar con un redoblado esfuerzo la obra como fraternidad, provincia, unidos todos al servicio de Cristo y de la Iglesia. Dios te salve María… Gloria al Padre…

El Señor nos bendiga a todos. Llevemos en el corazón al padre Rafael, oremos por su causa, para que el Señor nos ilumine. Pueden ir en paz.

Finalmente, se realizó un compartir por parte de la Administración anterior en el salón del Colegio Minuto de Dios.


Damos gracias al Señor por la vida del padre Camilo y este servicio encomendado. 

¡Viva Jesús y María!

Comentarios

Lo más leído esta semana

Ocho impactantes frases de san Juan Eudes sobre el Corazón de María

¡Feliz Fiesta del Corazón de Jesús! 20 frases de san Juan Eudes sobre el Corazón de Jesús

¿Cómo va la Causa del Siervo de Dios padre Rafael García Herreros?