¡Gracias, padre Raúl! La Provincia Minuto de Dios agradece su servicio

La Provincia Eudista Minuto de Dios, se une al cántico de alabanza al Corazón de Jesús y María, para alabar, bendecir y glorificar a Dios por todas las cosas grandes que hizo su Divina Voluntad a través del Superiorato Provincial del Padre Raúl Téllez Villamil. 

En efecto, padre Raúl, el Señor “se anticipó a enriquecerlo con los favores de su bondad, con la sombra de su mano lo protegió y, donde encontró debilidad humana, lo enriqueció con el gran abismo de su misericordia”. Sea por esto alabado el nombre del Señor. 

Hace cerca de 30 años, el Señor lo “escogió para ser su sacerdote y le dio un puesto entre los servidores de su pueblo, puso sus palabras en sus labios e hizo de su boca una espada acerada”. Desde el 2015, lo nombró como Superior de esta Provincia bajo el amparo de Jesús y María que, como nos recuerda nuestro padre fundador, son los verdaderos Superiores nuestros. 

Por eso nuestra PEMD alaba a Dios y le da gracias, padre Raúl. Su vida y su servicio aquí son motivo de alegría para nosotros y también de entusiasmo para continuar con nuestro servicio apostólico, inspirado en el Evangelio, en la doctrina social de la Iglesia, en la Espiritualidad Eudista y en el carisma Minuto de Dios, pues estamos convencidos que el Minuto de Dios es un don del Señor en favor de su pueblo, preferencialmente de los más pobres. 

Por su vida, padre Raúl y su servicio como Superior Provincial del Minuto de Dios, terminamos esta acción de gracias, alabando al Corazón de Jesús y María con san Juan Eudes: 
“Corazón lleno de amor, fuente de todo bien, de ti vinieron favores sin cuento. A ti la alabanza, el amor y la gloria, a ti canten todas las lenguas, te amen todos los corazones. Tus misericordias te proclamen grande, las maravillas de tu amor te revelen a los hombres. Tus servidores te ensalcen, te alaben y te glorifiquen por siempre”. Amén. 
 Finalmente, padre Raúl, le deseamos muchas bendiciones del Señor en su nueva misión, para gloria de Dios. Que la fuerza del Espíritu Santo lo acompañe y lo asista siempre.

Comentarios

  1. Ayer, quienes estuvimos en la Casa de Retiros Shalom fuimos llenos del Espíritu Santo con la maravillosa Homilía. Gracias, Padre Raúl Téllez. Permanece en corazón la dulzura en su sonrisa. Sonrisa de Dios!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más leído esta semana

Rezar el rosario para repeler los ataques del diablo a la Iglesia