"Cada mes pídele a un santo que te ayude a amar más a Jesús": San Juan Eudes

San Juan Eudes: Padre, Doctor y Apóstol del Culto Litúrgico a los Sagrados Corazones de Jesús y María
Celebramos la Solemnidad de Todos los Santos. San Juan Eudes tiene mucho que decir. Sin embargo, aquí vamos a reproducir solo breves extractos de su profundo pensamiento sobre la santidad.


En primer lugar digamos algo sobre la importancia de tener devoción a los santos:

“Es deber nuestro tener devoción a todos los santos y ángeles, en especial a nuestro Ángel custodio, el santo cuyo nombre llevamos, a los santos y santas que trataron con nuestro Señor en la tierra, al orden de los ángeles y santos a quienes estaremos asociados en el cielo, a los santos y ángeles protectores de los lugares de nuestra residencia o de los lugares que recorremos y de las Personas que tratarnos. Debemos honrarlos porque Jesús los ama y los honra: Yo honro -dice- a los que me honran:[1] y porque el Padre eterno honra a los servidores de su Hijo: Al que me sirva le honrará mi Padre[2] como también porque ellos aman y honran a Jesús, son sus amigos, sus servidores, sus hijos, sus miembros y como una parte de él mismo. Por eso, honrarlos a ellos es honrarlo a él que lo es todo en ellos. (Vida y Reino)

Finalmente vamos a reproducir una práctica que para san Juan Eudes es muy importante: lo que debemos pedirle a cada santo.

“La principal oración que debemos hacerle a los santos y a los ángeles y que les gusta mucho y atienden con gusto y escuchan con alegría, es pedirles que amen a Jesús por nosotros y que nos ayuden a amarlo; en esto ellos ponen toda su alegría.

Por esta razón, además de los santos a los que tenemos una devoción especial en nuestra vida, hay una práctica muy santa que consiste en tomar un santo cada mes y pedirle todos los días que él ame a nuestro Señor por nosotros, que nos ayude a amarlo y que se sirva de nosotros para amarlo y glorificarlo, que él supla las faltas contra su amor que cometemos durante el mes, y que  nos una al amor que él le tiene y también que nos ayude a amar y a glorificar a nuestro Señor con este mismo espíritu, para unirnos a las alabanzas que él le da y para imitar las obras y las virtudes que él practicó para su gloria.” (Vida y Reino, Cada mes pídele a un santo que te ayude a amar a Jesús).





[1] 1 Sam. 2, 30
[2] Jn. 12, 26

Comentarios

Lo más leído esta semana

La devoción del Siervo de Dios Rafael García Herreros a la Virgen del Carmen

Así finalizó la visita canónica del Superior General de los Eudistas al Minuto de Dios (Parte 5)

Nueva dirección web del sitio oficial de la Congregación de Jesús y María