"Una madre puede ser santa hoy": ¡Feliz día de la Madre!

En este domingo, día de la Solemnidad de la Ascensión del Señor, en que además celebramos la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales (Lea también: "En las redes sociales se puede marcar la diferencia": Entrevista al P. Germán Prieto García, Eudista en Nicaragua) en algunas partes del territorio nacional se celebra el día de la madre. Por eso, para todas ellas, reflejo del amor de Dios: ¡Feliz día! 

Recogemos el testimonio de la Madre Asociada Eudista, Libia Franco, donde nos explica cómo una madre puede ser santa hoy, la contribución de la espiritualidad eudista para que una madre sea formadora de Jesús y tres consejos prácticos a las madres. Lo invitamos a leer y/o descargar la entrevista:


Estimada Libia: celebramos este 13 de mayo el Día de la Madre. El papa Francisco en su Exhortación Apostólica sobre el llamado a la santidad en el mundo actual, asegura que le “gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa” (No. 6). A ellos los llama “los santos de la puerta de al lado”. En este contexto, y teniendo en cuenta que también san Juan Eudes nos asegura que “ser santo y ser cristiano es la misma cosa”, ¿cómo una madre puede ser santa hoy?

Sin duda una madre puede ser santa hoy entregando su amor a los hijos a la familia, para ser santo no
Libia junto a su familia. Fuente: Facebook
se necesitan realizar actos extraordinarios, en las cosas sencillas se puede ser santo: el acto de ser madre, engendrando a los hijos, cuidarlos 9 meses dentro de su ser, es un sentimiento maravilloso que nos une a Dios. Una madre puede ser santa al guiar por el camino correcto a sus hijos, cuidándolos, formándolos como buenos ciudadanos. Algo fundamental para mí, orando por ellos.

¿Cuál es la contribución que le ha hecho la espiritualidad eudista para ser formadora de Jesús en el interior de la familia?

La fe es un elemento fundamental que me ha dejado la espiritualidad eudista para formar a Jesús en mi familia. Aunque la espiritualidad eudista es fundamentalmente Cristocéntrica, le dedica un espacio muy importante dentro de ella a nuestra madre María, la llena de gracia. Jesús y María son un solo corazón, madre e hijo se funden en un eterno abrazo lleno de amor, por eso en la familia recalco que el camino para llegar a Jesús es seguir el ejemplo de fe y de entrega de María. Sin descuidar nunca la oración.

Finalmente, tres consejos prácticos que les quiera compartir a todas las madres en este día

1) Orar sin desfallecer, 2) Unirse a María para cuidar la familia. 3) Entregando y llenando de amor la familia y sirviendo en la sociedad.

Comentarios

Lo más leído esta semana

Así viven los candidatos eudistas su tiempo pastoral en las distintas comunidades locales

"Una familia, un mismo Espíritu, un solo Corazón": Entrevista al p. Miguel Ángel Soto Toloza, Eudista en Perú

Asociados y Pre-Asociados vivieron un intenso retiro espiritual en la Solemnidad de Pentecostés